top of page

Cómo elegir tus pendientes de novia o invitada

Llegan los preparativos de nuestra boda. Pensamos en el vestido de novia de nuestros sueños, si llevaremos velo o no, quizás en qué tipo de tocado nos gustaría llevar o qué peinado o recogido nos quedará mejor, pero no es hasta el último momento en el que llegarmos a pensar en los pendientes.

Los pendientes, esas pequeñas joyas tan importantes e imprescindibles para completar nuestro look de novia. Ellos serán los encargados de aportar brillo y luz a tu cara y has de tener en cuenta que ocupan uno de los lugares protagonistas de tu gran día: tu rostro.


Pese a lo que nos pueda parecer a priori, no suele tratarse de un elección demasiado complicada ya que podemos encontrarlos de numerosos tamaños, diferentes estilos y presupuestos. Cortos, largos, pegados, de lágrima, low-cost o alta joyería, modernos, minimalistas o de inspiración vintage...


Pendientes MUCHA de La Novia Vintage


A continuación te damos algunos trucos con los que te va a resultar muy fácil elegir los pendientes perfectos para tí.


1. SEGÚN LA FORMA DE TU ROSTRO


Tal y como suceder en la moda, determinados tipos de joyas pueden favorecer más a un tipo de silueta que a otras.


  • De esta forma, si tenemos un rostro más redondeado, tenderemos a vernos más favorecidas con pendientes de forma más alargada.

  • Si nuestro rostro, tiene forma cuadrada o más angular, lo ideal será elegir pendientes en los que predominen las formas curvas.

  • Por último, si se trata de un rostro más alargado, la mejor opción será, unos pendientes con un poco más de volúmen.


Pendientes COPO de La Novia Vintage


2. SEGÚN TU ESTILO (PATRÓN DEL VESTIDO Y RESTO DE COMPLEMENTOS)


Es muy importante también tener en cuenta el resto de complementos que vamos a llevar, como los zapatos o el tipo de tocado.


Si hemos elegido un tocado frontal o una tiara, lo ideal es elegir pendientes pequeños que aporten un toque de luz a nuestro rostro sin caer en el exceso o unos largos sencillos y de corte más minimalista.

Si por el contrario, hemos optado por unas horquillas o una semicorona, el abanico de opciones es bastante más amplio y deberemos tener en cuenta otros factores para su elección.

El tocado elegido también nos indicará si elegir unos pendientes plateados, de oro amarillo o rosa o si queremos elegirlos con un toque de color.


Además tenemos que tener en cuenta el corte, estilo y escote de nuestro vestido.


  • Para escotes amplios como palabras de honor o escotes corazón, quedarán geniales los pendientes largos y vistosos

  • Con un escote más cerrado o a la caja, quedarán mejor pendientes cortos o pegados al lóbulo.


3. SEGÚN TU PEINADO.


El peinado es otros de los factores más determinantes a tener en cuenta a la hora de seleccionar nuestros pendientes de novia o invitada.


  • Si optamos por lucir una melena suelta o con ondas, nuestros mejores aliados serán unos pendientes largos, ya que unos pendientes corto o pegados al lóbulo pasarían desapercibidos.

  • Si nos hemos decantado por un peinado semirrecogido, podemos elegir tanto pendientes largos como cortos, ya que con este tipo de peinado, solemos recoger los mechones delanteros dejando el rostro completamente despejado.

  • Si por el contrario, tenemos una melena corta o hemos elegido un recogido pulido, lo ideal será elegir unos pendientes largos, más grande o más pequeños siguiendo nuestro estilo propio y el resto del look. En cambio, si queremos lucir un recogido más suelto o una trenza , será mejor elegir pendientes más cortos.

Pendientes TAJ de La Novia Vintage


4. COMODIDAD Y ESTILO PROPIO


Por último y quizás el punto más importante a tener en cuenta. Es imprescindible que los pendientes no te resulten incómodos ni demasiado pesados y que además de todo esto que te hemos detallado, te gusten y te sientas tú misma con ellos.

No sirve de nada seguir todas éstas indicaciones si al mirarte en el espejo, no terminas de reconocerte. Si a diario no usas pendientes, no hay nada malo en no usarlos el día de tu boda (yo me los quité justo antes de salir del brazo de mi padre).

Recuerda que la primera norma a seguir en cualquier preparativo de tu gran día es SER TÚ MISMA.








bottom of page